Ir al contenido principal

David U., "El precio del poder"


El precio del poder

     Una noche en Palmont City, había una carrera callejera, no era como las de siempre, era diferente, corrían los mejores conductores de la ciudad. Eran cuatro: Wolf, Jake, Anguie, Maick.

     Era de noche, la gente esperaba ansiosa a que llegaran los corredores a las dos últimas curvas, Maick iba primero. Cuando quedaban 40 metros para la meta, apareció la policía por todas partes, paralizaron a todos los corredores menos a Maick, el primero. Se armó un follón increíble. La mujer que tenía la bolsa con el dinero se vio acorralada y le dio la bolsa a Maick porque él habría ganado. Maick pudo escapar por un callejón, pero no fue nada fácil.

     Todo volvió a la normalidad en unas cuantas semanas. Al cabo de ese tiempo, volvió Maick a ver cómo iban las cosas por la ciudad, pero los otros corredores no parecían muy contentos porque pensaban que había robado el dinero de la carrera, aunque no fue así, sino que iba a ganar él y le dio la bolsa la chica.

     La ciudad estaba dividida en cuatro partes, cada parte estaba conquistada por un corredor, el más rico de la ciudad era Darius. Maick estaba huyendo de Fredd, un caza recompensas de la policía. Al huir de él se puso nervioso y no vio que había troncos de árboles caídos en medio de la carretera y chocó con ellos destrozando todo el coche y no pudo escapar, aunque lo intentó andando, pero Fredd lo cogió por las heridas producidas por el accidente. Algo no cuadraba, Darius apareció y compró la recompensa que le daban por Maick.


     Darius lo engañó, lo utilizó para ganar más territorios de la ciudad y le ofreció dinero a Fredd para que lo entregase a la policía. Cuando Darius se marchó, apareció Nikki, una de las amigas de Maick, ella se dio cuenta de que algo pasaba porque cada que Maick ganaba una parte de la ciudad, un ayudante de cada corredor le decía lo que ellos vieron el día de la carrera.

     Jummy era la mujer que se encargaba de la cobertura de la policía con una radio que cogía la frecuencia de la central de la policía:

     - Yo estaba en las estaba en las escaleras de aquella azotea contemplando la carrera y de pronto escuché a la policía que diciendo que parasen a todos los coches menos a ti, Maick -dijo Jummy.

     Lard era uno de los espectadores y comentó:

     - Yo estaba en la acera de pie y vi cómo un hombre le cambiaba la bolsa a Nikki, la chica de la bolsa.

     Sam era otro de los espectadores y dijo:

     - Yo estaba al lado de Lard y me fijé en que un hombre con una placa de policía le dejó escapar por un callejón, ese tío me pareció que era Fredd.

     Entonces Nikki y Maick estuvieron hablando de los testigos de aquella carrera:

     - Todo encaja -dijo Nikki. Alguien sobornó a la policía, alguien cambió las bolsas y alguien te dejó escapar.

     En el momento en que hablaban, estaba Fredd en un coche encendido en el callejón de la carretera.

     - Darius te la ha jugado. Lo hizo para manchar tu nombre, ahora tenemos que ir a por él -dijo Nikki.

     Nikki, Fredd y Maick fueron a por Darius, pero alguien lo impedía. Eran Wolf, Jake, Anguie, los cuales dijeron que primero tenían que correr. Todo se decide en las carreras, quien gana se queda con la ciudad y el que pierde se va y no aparece más. Maick aceptó la carrera, primero correría con los tres y luego con Darius. Maick ganó a Wolf, Jake y Anguie, solo le quedaba Darius.

     Maick luchó para conseguir ganar y lo consiguió. Al terminar, Darius se iba pero Nikki llamó a Fredd y le pagó para que Darius fuera entregado a la policía.


David U. 3º ESO

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poemas de varios temas.

TRISTE NOCHE


Siempre yo de noche
escucho a la luna,
siempre está quejándose,
llena de amargura.


Yo intenté ayudarla,
darle mi alegría,
no reaccionaba,
mucho ella sufría.


Más yo no lo intento,
pero, con tristeza,
muchas veces pienso
en el llanto de ella.


                                      Alejandro 




NIÑA DE MIS DÍAS


Te llamo pensando
por qué me querías.
Eres mi noche y mi día.


Te quiero
como el primer momento.
Siempre serás esa niña
que buscaba mi compañía.


Y yo sigo esperando
a que vengas,
porque eres mi noche y mi día.


                                                       Israel 


EL ÁRBOL SOLITARIO

Era el único árbol
que quedaba
en el desierto.

La única sombra,
el único ser vivo,
pero era tan pequeño
que no producía
nada.

Pues su tierra
era muy arenosa
y todo lo que toca
lo destruye.

  Marilyn


CON UN NEGRO ME CASÉ
(Imitando el estilo del poeta cubano Nicolás Guillén)


Yambambó, yambambé,
con un negro me casé.
Cuserembé, cuserembá,
me enteré y me eché a temblar.


Yambambó, yambambé,
con un negro me casé.
Viva el congo sorongo,

Poemas sobre el paso del tiempo

Una vez que has nacido
solo te espera la muerte,
atrás queda el tiempo
que una vez fue vivido.

Atrás lo que una vez fue
quedará como recuerdo doliente,
pues en esta vida inconstante,
perdemos lo que deseamos.

Y todo acabará alejándose, 
pues de la muerte venidera
nada puede escaparse.

Y en sus mares navegará
una canción esperando.

Laura López, 3º ESO.




La vida es un breve camino
y la muerte acecha nuestro destino,
frágil como el fino vidrio,
acosados por miles de peligros.

Breve tiempo he vivido 
y en tan corta estancia
me he dado cuenta
de que no podemos huir del pasado.

Toda diversión y felicidad
correrá ciega y sin cuidado,
tropezará contra un muro
y caerá rumbo al olvido.

Tan tranquilos navegamos todos
cuando, sin darnos cuenta,
un soplo de viento nos lleva.

Daniil Zverez, 3º ESO.



Avanza la vida, creces,
vives tranquilo o nervioso,
cuando menos lo esperas todo es pasado.
Trabaja, no dejes lugar al ocio.

La vida son dos días
y uno ya fue ayer.
Disfruta de tus horas,
puede que mañana
sea el último.

  David Gálvez, 3º ES…

Poemas para un mundo en paz

I

La paz es no violencia,
la paz es no a las guerras
porque somos más felices sin ellas.

La paz es querer,
la paz es amor
por eso la tengo en mi corazón.

Manel Zobiri, 2º ESO-A

II

Quiero una paz
para parar el odio y las guerras.

Vivir con amor y paz
es un deseo que todo el mundo querrá.

Quiero una paz, una paz
como las palomas blancas manifestarán.

Quiero una paz, una paz
para que todos los niños vivamos en paz.

María Isabel Díaz, 2º ESO-A 

III

La paz es amor
que siempre está con nosotros,
está en nuestro interior.

La paz es saber,
¿saber qué?
Es saber querer.

La paz es no a las guerras,
lo pasamos mal,
todo es mejor sin ellas.

Adrián Rodríguez, 2º ESO-A

IV

Quiero preguntarte,
¿dónde estabas cuando había guerra,
dónde estabas cuando cayó el estandarte,
dónde cuando hay pelea,
dónde puedo encontrarte?

Quiero tenerte presente,
cuando alguien me provoque,
quiero tenerte conmigo,
quiero tenerte en mi mente.

Nos tratamos las personas como basura,
nos tratamos las personas como objetos,
no pienses que lo hacemos por travesura,
lo …