Ir al contenido principal

1º ESO. Microcuentos


I
Mi hermana me despertó asustada por un ruído. Hace un mes fue asesinada por un ladrón.

y II
Hace meses que no veo la luz del día en el cementerio.

Francisco Pérez Ferre

III
Unos niños jugaban cuando uno se perdió, todos gritaron que dónde estaba. El niño respondió que estaba ahí, detrás de ellos. Todos miraron y no había nadie y volvieron a gritar. Él dijo que estaba ahí, aunque ninguno lo viera.

Irene Artés Navarro

IV
Fue muy triste. En la ruleta de los caballitos salió premiado el número de la mala suerte.

Olga Lucía Garay Ortiz

V
Era un día nublado. En un bosque espeso una niña se adentró hasta que desapareció... ¿Esa niña soy yo?

Lucía Borrego Cortés

VI
En el teatro nadie sabía lo que iba a pasar, pero cuando cuando se abrió el telón ya todos conocían la obra.

Dani Rueda Almodóvar

VII

Estaba dormida, tenía un sueño horrible: estaba en una especie de infierno, de repente me desperté y no sabía dónde estaba aunque era mi propia habitación.

Blanca Serrano Prior

VIII
Hoy me siento menos solo. Sé que te he perdido, pero en mi interior sigues conmigo.

Javier Carbayo Gómez

IX
En un hotel viejo y oscuro la habitación 114 nunca ha sido ocupada. Nadie soporta la presencia de la soledad.

Rosa López Martín

X
Una niña se sienta en una silla. Veinte años después aún no se ha levantado.

Jose Antonio Sánchez Gil

XI
No conocía a nadie, estaba sola, tocaron a la puerta, ella no abrió.

María Sánchez Ayala

XII
Sola esa tarde, una tarde de invierno, sola en su pesadilla, sola en sus sueños, sola, tan sola que hasta parece que su sombra no le acompaña.

Sofía Salinas López

XIII
Había una vez un microcuento tan micro que tenía que ser leído con una lupa.

María del Mar Andújar

XIV
Un niño se levantó de la silla de su habitación con la sensación de haberse perdido, salió al pasillo de su edificio y resulta que estaba allí.

Maika Berrueco García

XV
Un niño soñaba que lo mataban, al despertarse vio una sombra parecida a la de un hombre con un cuchillo.

Gloria Galindo Ureña

XVI
Ella se miró al espejo, pero no se vio. Desde entonces ha dejado de mirarse en los espejos.

Enrique García Aliaga

XVII
Cuando desperté aquella mañana abrí los ojos, me lavé la cara y volví a mi habitación. Desde aquel día no tengo cara.

Rodrigo Lirola del Águila

XVIII
La batalla iba a comenzar, el rey estaba preparado, cuando miró a sus soldados solo vio palomas.

Daniel Abad Ros

XIX
El partido de fútbol del siglo estaba empatado hasta que en el último minuto alguien marcó un gol. Pero no era ninguno de los jugadores.

Francisco Iglesias Bautista

XX
Sentí cómo mi cuerpo estaba poseído. Paró la música y volví a ser yo misma.

Lucía López

XXI
Iban dos hombres andando por un camino, cuando uno de ellos giró su cabeza el otro ya no estaba.

Daniel Mesas

XXII
Érase una niña que soñó con un fantasma y cuando despertó las sábanas flotaban.

Lucía Mateos

XXIII
Fui a tirar la basura, el contenedor abrió una gran boca y me tragó. Aún estoy tratando de salir.

Baltasar Bonillo

XXIV
Subió al primer autobús que pasó y preguntó amablemente al conductor:
- ¿Cuál es la próxima parada?
El conductor respondió:
- La muerte.

Víctor Santos Saavedra

XXV
Cuando el niño estaba llegando a su casa una sombra le abrió la puerta y dijo:
- Te estaba esperando.

Antonio David Ibáñez Vizza

XXVI
Estaba sola en mi casa. Cuando lo vi un escalofrío recorrió mi espalda.

Marta Simón Iribarne





Comentarios

Entradas populares de este blog

Poemas de varios temas.

TRISTE NOCHE


Siempre yo de noche
escucho a la luna,
siempre está quejándose,
llena de amargura.


Yo intenté ayudarla,
darle mi alegría,
no reaccionaba,
mucho ella sufría.


Más yo no lo intento,
pero, con tristeza,
muchas veces pienso
en el llanto de ella.


                                      Alejandro 




NIÑA DE MIS DÍAS


Te llamo pensando
por qué me querías.
Eres mi noche y mi día.


Te quiero
como el primer momento.
Siempre serás esa niña
que buscaba mi compañía.


Y yo sigo esperando
a que vengas,
porque eres mi noche y mi día.


                                                       Israel 


EL ÁRBOL SOLITARIO

Era el único árbol
que quedaba
en el desierto.

La única sombra,
el único ser vivo,
pero era tan pequeño
que no producía
nada.

Pues su tierra
era muy arenosa
y todo lo que toca
lo destruye.

  Marilyn


CON UN NEGRO ME CASÉ
(Imitando el estilo del poeta cubano Nicolás Guillén)


Yambambó, yambambé,
con un negro me casé.
Cuserembé, cuserembá,
me enteré y me eché a temblar.


Yambambó, yambambé,
con un negro me casé.
Viva el congo sorongo,

Poemas sobre el paso del tiempo

Una vez que has nacido
solo te espera la muerte,
atrás queda el tiempo
que una vez fue vivido.

Atrás lo que una vez fue
quedará como recuerdo doliente,
pues en esta vida inconstante,
perdemos lo que deseamos.

Y todo acabará alejándose, 
pues de la muerte venidera
nada puede escaparse.

Y en sus mares navegará
una canción esperando.

Laura López, 3º ESO.




La vida es un breve camino
y la muerte acecha nuestro destino,
frágil como el fino vidrio,
acosados por miles de peligros.

Breve tiempo he vivido 
y en tan corta estancia
me he dado cuenta
de que no podemos huir del pasado.

Toda diversión y felicidad
correrá ciega y sin cuidado,
tropezará contra un muro
y caerá rumbo al olvido.

Tan tranquilos navegamos todos
cuando, sin darnos cuenta,
un soplo de viento nos lleva.

Daniil Zverez, 3º ESO.



Avanza la vida, creces,
vives tranquilo o nervioso,
cuando menos lo esperas todo es pasado.
Trabaja, no dejes lugar al ocio.

La vida son dos días
y uno ya fue ayer.
Disfruta de tus horas,
puede que mañana
sea el último.

  David Gálvez, 3º ES…

Poemas para un mundo en paz

I

La paz es no violencia,
la paz es no a las guerras
porque somos más felices sin ellas.

La paz es querer,
la paz es amor
por eso la tengo en mi corazón.

Manel Zobiri, 2º ESO-A

II

Quiero una paz
para parar el odio y las guerras.

Vivir con amor y paz
es un deseo que todo el mundo querrá.

Quiero una paz, una paz
como las palomas blancas manifestarán.

Quiero una paz, una paz
para que todos los niños vivamos en paz.

María Isabel Díaz, 2º ESO-A 

III

La paz es amor
que siempre está con nosotros,
está en nuestro interior.

La paz es saber,
¿saber qué?
Es saber querer.

La paz es no a las guerras,
lo pasamos mal,
todo es mejor sin ellas.

Adrián Rodríguez, 2º ESO-A

IV

Quiero preguntarte,
¿dónde estabas cuando había guerra,
dónde estabas cuando cayó el estandarte,
dónde cuando hay pelea,
dónde puedo encontrarte?

Quiero tenerte presente,
cuando alguien me provoque,
quiero tenerte conmigo,
quiero tenerte en mi mente.

Nos tratamos las personas como basura,
nos tratamos las personas como objetos,
no pienses que lo hacemos por travesura,
lo …