lunes, 13 de junio de 2016

Pensamientos

Respuesta a una gran pregunta



¿Para qué se creó
este lugar llamado mundo?
La historia aquí empezó,
en ese momento retumbó
tu emoción y yo.

Muchas respuestas
para una pegunta
con función compuesta
que no vienen de ayer,
sino de otra era,

de la controversia
y de la atracción,
ella es la creación,
y vive desde los inicios de la poesía
sin principio ni destrucción.

Ella es gratis
pero no se regala
como una puesta de abril,
debes de amarla,
su necesidad nos crea un sinvivir,
no llena de energía para contarla.
Porque crear es gratis y el que crea
crece.

Su legado no desaparece
y junto al tuyo prevalece
y con él te da la respuestas.


La respuesta a la pregunta
para qué se creó el mundo
cuál es el origen de la vida...
Es para crear o eso es lo que piensa un creador.

                                         David Gálvez, 3º ESO.


El paso del tiempo 2


Aparece sin ser llamado,
un callejón oscuro sin salida,
una parada al final de la vida
donde pierdes todo lo que has ganado.

Nuestro paso por la vida
es un camino de rosas y espinas.
Podemos encontrar nuestro final
a la vuelta de la cualquier esquina.

              Isabel Mª Guillén, 3º ESO.





Entre la vida y la muerte
hay un suspiro, un aliento
de amor, de vida.
Disfruta de todo,
de la vanidad,
de la alegría,
de la tristeza y la amargura.
Disfruta mientras puedas
porque del polvo viniste
y al polvo volverás.

             Francisco Adrián Estévez, 3º ESO.




La vida pasa y yo con ella,
el tiempo vuela y sin mirar por nadie
arrasa con todo.

El movimiento de la aguja del reloj
tiene el poder de hacer de hoy un ayer.
Un ayer que siempre parecerá mejor
y en el que siempre quedará
una parte de nosotros que se marchitó.

                                                     Marina López, 3º ESO.

Definiciones de amor




El amor es como una luz
que ilumina el corazón.
A veces llena de alegría
y otras veces de tristeza.
Unas veces te hace plena,
te hace grande.
te trae felicidad pura.
Sin embargo, otras te vacía,
te deja desolada,
con un sentimiento de soledad
que nadie puede remediar.

                Marina López, 3º ESO.


Quien sepa qué es el amor
que lo guarde,
porque cuando un amor se va,
nada queda.
Entrega incondicional, comprensiva,
apasionante, verdadera,
eso es amor. 
El amor prevalece
en medio de la angustia,
de la desgracia y de la muerte.

                         Francisco Adrián Estévez, 3º ESO. 



Aquello que no se ve,
que solo se siente,
eso que se recuerda
mientras estés presente.

Te cambia de ánimo,
te hace más fuerte.
Te ayuda en las malas
y alegra tu corazón
para que pasen las penas.

                                                                    Isabel Mª Guillén, 3º ESO.  

   Aquello

A

A

domingo, 12 de junio de 2016

Pensamientos

    Cuando eres un niño sueñas con jugar, con divertirte, con disfrutar de la vida. Pero esos pensamientos, sueños y diversión desaparecen dejando un gran vacío en tu interior. En ese momento te invaden pensamientos de amor, de ilusión, de gozar de tu juventud, los desamores, las vanidades. En poco tiempo la juventud quedará en el olvido, ya no serás la niña, la joven aquella que soñaba con ser mayor.

     De pronto ya no eres tú la que sueña, sino tus hijos. Se van y solo quedas tú, poco a poco te vuelves blanca, te salen arrugas en el alma, te marchitas como una rosa, tu fuego se apaga. Se va tu niñez, tu juventud, tu madurez y en nada quedas.

     Pero recuerda que eres un jardinero que en su tiempo sembró semillas para que cuando te vayas los frutos queden.

                                             Ayleen Alava

El amor



Amor, amor, así se llama,
nadie sabe qué es y qué será de él.

El amor es grande, profundo,
se posa en tu alma, te llena, te da calor.

El amor que todos queremos,
que nos hace libres y nos hace soñar.

Recorre como agua cristalina de manantial,
llena cada minúsculo espacio de nuestro ser.

Es fuego, frío, desengaño, fiel, amor puro,
limpio, enorme, pequeño, eso es amor verdadero.

En tu primavera, cuando las flores brotan,
en ese momento es cuando el amor se apodera de ti.

No lo dejes marchar, átalo, retenlo, guárdalo,
porque cuando no esté tu alma dormirá profundamente.


                                                           Ayleen Alava, 3º ESO.

Poemas sobre el paso del tiempo



Una vez que has nacido
solo te espera la muerte,
atrás queda el tiempo
que una vez fue vivido.

Atrás lo que una vez fue
quedará como recuerdo doliente,
pues en esta vida inconstante,
perdemos lo que deseamos.

Y todo acabará alejándose, 
pues de la muerte venidera
nada puede escaparse.

Y en sus mares navegará
una canción esperando.

                       Laura López, 3º ESO.




La vida es un breve camino
y la muerte acecha nuestro destino,
frágil como el fino vidrio,
acosados por miles de peligros.

Breve tiempo he vivido 
y en tan corta estancia
me he dado cuenta
de que no podemos huir del pasado.

Toda diversión y felicidad
correrá ciega y sin cuidado,
tropezará contra un muro
y caerá rumbo al olvido.

Tan tranquilos navegamos todos
cuando, sin darnos cuenta,
un soplo de viento nos lleva.

                                  Daniil Zverez, 3º ESO.



Avanza la vida, creces,
vives tranquilo o nervioso,
cuando menos lo esperas todo es pasado.
Trabaja, no dejes lugar al ocio.

La vida son dos días
y uno ya fue ayer.
Disfruta de tus horas,
puede que mañana
sea el último.

                                               David Gálvez, 3º ESO.

En tiernos pastos reposa mi alma
disfrutando de las vanidades de la vida,
sin pensar en lo que pasará.

La primavera, el verano pasan
y se llevan mis mejores momentos,
dejando al descubierto mi alma desolada.

Llegará el invierno, el frío entrará en mí,
me arrebatará mi llama interior,
mis ansias de vivir deprisa.

Me vacía, me derrama el porvenir
de mi vida, dejándome cansada.
Mi llama se apaga lentamente.


                                                                         Ayleen Alava, 3º ESO.



sábado, 19 de marzo de 2016

Cristina Palma, Historia de un telescopio



HISTORIA DE UN TELESCOPIO

     Veo las llamas, poderosas guerreras, alzarse como titanes arrasando, consumiendo a su paso los descuidados objetos y esperando a que llegue mi momento empiezo a pensar en todo lo que había visto a lo largo de mi, ahora olvidada, vida.

     Recuerdo vagamente el momento en el que me sacaron de aquella caja oscura y lo primero que vi fueron las caras enrojecidas de dos niños, en sus ojos brillaban luceros de la emoción y su sonrisa era inocente y sincera, gritaban asombrados «¡Un telescopio!». Me instalaron mirando hacia la calle a través de una ventana cuidadosamente decorada con cortinas doradas. En aquellos tiempos la gente paseaba feliz por aquella calle y por las noches miraba las estrellas que me acompañaron siempre, aquellas guías en la noche, fieles siempre, que nunca me abandonaron.


     El tiempo pasó y con ello aquellos chiquillos se convirtieron en hombres y se olvidaron de mí, de esa puerta al exterior que les revelaba los más profundos secretos, la gente dejó de pasear por la calle y los árboles empezaron a envejecer sin nadie que los cuidara. Un día, todo cambió de nuevo, recuerdo los ligeros temblores y el ensordecedor ruido, los gritos inundaban toda la ciudad, hombres vestidos con uniformes militares patrullaban por las calles, empezó la guerra y con ello una época oscura se alzó contra la humanidad. Se escuchaba como a medida que pasaban los días, el ejército destruía todo a su paso y se llevaba consigo la felicidad que antes reinaba, la ciudad estaba desolada, abandonada, reinaba el silencio entre toda aquella ruina que permanecería durante muchos años de soledad y tristeza que pesaban y hacían sus estragos en mi, ya deteriorado, cuerpo.

     Me acuerdo del día, ese hermoso día en el que la esperanza volvió a mí, habrían pasado unos 20 años y por fin la ciudad volvía a tener vida, pero solo había lugar en ella para el futuro, el pasado tenía que ser borrado y con ello, mi existencia, igualmente, desaparecería. Un grupo de hombres me llevó y amontonó junto con otros objetos casi destruidos y ese fue el fin.

     Aquí estoy, entre ese grupo de almas desechadas que esperan su final, todos viendo hipnotizados la danza de las llamas sobre los demás, acercándose sigilosamente para finalmente consumirnos y convertirnos en lo que alguna vez fuimos, polvo, sin sentimientos, sin experiencias, que el viento arrastrará consigo por todo el mundo.

     Quizás algún día vuelva a ser, al menos, la sombra de lo que fui y solo espero que cuando me convierta en polvo descanse por fin mi triste y abandonada alma.

Cristina Palma, 3º ESO.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Mi Navidad


Ya llega
la Navidad,
la noche
se enfriará,
tal vez
en ese día de alegría
se irán todas las penas
de esta alma herida.

Fran Sánchez Muñoz. 1º ESO


Nada igual


¿Por qué te vas?
Es una injusticia
solo verte al soñar,
nada igual que el mar,
nunca podrá igualar
esa sonrisa tuya
al hablar.

Prefiero andar y andar
antes que verte machar,
solo quiero 
que me vuelvas a besar,
esto nada lo podrá igualar.

Fran Sánchez Muñoz. 1º ESO.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Así no


No me mires así
porque un día
fui feliz.
Aquel día lejano
pude vivir
y te miré mareado
por el simple hecho
de existir.

No me mires mal,
no me mires así.
Solo dime 
que eres para mí.


Fran Sánchez, 1º ESO